Alcachofa (Cynara Scolymus L.) Beneficios e indicaciones de la propiedad

ALCACHOFA (Cynara scolymus L.)

¿De dónde vino?

La alcachofailustra perfectamente la importancia de la sinergia de los componentes en la medicina herbaria. De hecho, no todos los experimentos farmacológicos que utilizan un solo componente de la hoja de alcachofa han sido capaces de encontrar las diferentes propiedades de la alcachofa. Sólo un extracto de una extracción de agua doble y alcohol hecho de una planta fresca preservando así todos sus componentes activos y útiles, puede preservar sus efectos anocoleristas, hepatoprotectores y reduciendo el colesterol.

Las brácteas de la alcachofa son utilizadas y apreciadas por sus cualidades gastronómicas y las hojas por su interés terapéutico desde la Antiguedad. Originalmente, las alcachofas eran cardos salvajes, que, bajo la influencia de las cruces, se convirtieron en la planta que conocemos hoy en día. Es originaria del Cuerno de Africa, pero ahora se cultiva en todo el mundo.

La variedad utilizada en la medicina herbaria es una variedad no espinosa de cardón silvestre (una variedad de cardo) que se encuentra en las regiones mediterráneas. En la medicina herbaria, no es la flor que se utiliza, pero la hoja.

Cuando las alcachofas se comen como un vegetal, se deben comer inmediatamente después de cocinar, ya que es probable que aparezcan sustancias tóxicas con el tiempo.

¿Cómo podemos describirlo botánicamente?

La alcachofa es una planta herbácea perenne con un tallo rígido y estriado que puede crecer hasta 1,50 m de altura. Las hojas de roseta están muy divididas y muy grandes. Las flores de color púrpura-azul se agrupan en una gran capitula con carnosas brácteas ovaladas en la base. Los frutos son cubiertos con una garceta blanca.

¿De qué está hecho?

La alcachofa se compone principalmente de ácidos fenol, ácidos alcohólicos, lactonas sesquiterpénicas y flavonoides.

¿Cuáles son sus principales propiedades farmacológicas?

La administración de alcachofas en ratas aumenta la secreción y eliminación de ácidos biliares.

Estas actividades también ayudan a mejorar los síntomas gastrointestinales. De hecho, los estudios clínicos muestran una disminución de la dispepsia, síntomas del síndrome del intestino irritable (inflamación, dolor abdominal, estreñimiento…) después del tratamiento con un extracto de hojas de alcachofa. Así, el estudio de Marakis muestra una reducción del 40% en los síntomas de la dispepsia (dolor, malestar, sensación de ardor en el abdomen, náuseas, vómitos…) 454 pacientes con dispepsia tras un tratamiento de 2 meses con 320 o 640 mg/d de extracto de hoja de alcachofa.

En particular, la hoja de alcachofa tiene un efecto antioxidante y protector. La cinarina ejerce in vivo una actividad de protección hepática contra el tetracloruro de carbono. La hoja de alcachofa modula el metabolismo de los xenobióticos mediante la inducción de enzimas de fase II. También ejerce in vitro un efecto protector celular mediante la inhibición de las proteínas quinasas intracelulares, inhibiendo la nitrosación e induciendo la apoptosis. La alcachofa es también un estimulante glucogénico del hígado (aumento de la síntesis de coenzimas del sistema NADP-NADH).

Esta acción se debe en particular a una inhibición de la síntesis de colesterol hepático por una inhibición indirecta de la actividad de la HMG-CoA reductasa por cynaroside.La alcachofa también disminuye la concentración de colesterol LDL en pacientes con hiper-lipoproteinemia.

¿Cuáles son las indicaciones de la Alcachofa?

  • Trastornos digestivos varios
  • Trastornos dispépticos
  • Hipercolesterolemia
  • Depuración
  • Prevención cardiovascular
  • Caída e hiper uricemia
  • Deficiencia de hígado y bilis
  • Diabetes
  • Estreñimiento
  • Dispepsia
  • Promueve la eliminación renal del agua en el sobrepeso, y el reumatismo con oliguria

¿Cuáles son las precauciones de trabajo?

  • Posibles náuseas y/o diarrea en individuos susceptibles
  • Indicado en mujeres embarazadas o lactantes, así como en niños menores de 12 años
  • Contraqual en casos de obstrucción de los conductos biliares, enfermedades biliares o hepáticas, así como en personas alérgicas a las asteraceae
  • Cambiar la percepción de los sabores
  • Hasta la fecha no se han reportado interacciones farmacológicas

Cómo tomarlo y en qué dosis?

En té de hierbas:

Tisane 1,5 g de perfusión 4 veces al día

En condiciones hepato-biliares:
Infundido: 50 g de hojas frescas/litro, 15 minutos de infusión, beber un litro/día, en curas discontinuas. N.B. La amargura limita su uso

En preparación magistral:

Aquí está la dosis de extractos de fluidos de plantas frescas estandarizadas en solución de gliere (EPS):

1 c. café por la mañana y por la noche durante 1 mes, renovable 3 meses, para diluir en un vaso grande de agua.

  • Estreñimiento leve y hepato-biliar: Alcachofa – Pissenlit
  • Discinesia, trastornos dispépticos, trastornos de tránsito alternando estreñimiento, diarrea, flatulencia, meteorismo: AlcachofaMélisse
  • Sobrecarguesia de sobrecarga de alimentos e insuficiencia hepato-biliar con efecto orexigénico: Alcachofa – Gentiane
  • Eliminación hepato-renal especialmente durante la dieta: Alcachofa – Piloselle

2 c/día en 1 litro de agua para beber el día

1 a 2 c/día durante 3 a 6 meses para renovar dependiendo de la clínica

Clementine. Sr.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *