Use su homeopatía diariamente

Merci de partager à vos connaissancesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La homeopatía está experimentando una verdadera explosión en Francia. Ahora 4 de cada 10 personas lo usan al menos ocasionalmente para sanar. Este medicamento poco convencional, de apenas 300 años, está ganando gradualmente reconocimiento por nuestra farmacopea diaria. Pero, ¿qué contienen estos pequeños gránulos homeopáticos para derretirse debajo de la lengua? Descubramos juntos los principios básicos de los principios básicos de la homeopatía. Para establecer su diagnóstico, el médico homeópata lleva a cabo un examen clínico completo. El objetivo de esta revisión es recopilar la mayor cantidad posible de información sobre el pasado y la historia del paciente sobre los síntomas de la enfermedad.

¿Qué estamos haciendo con la homeopatía y podemos curar todo?

La homeopatía está suficientemente indicada para tratar enfermedades infantiles como la rino-faringitis, las infecciones de oído, la angina de pecho y ciertas alergias (eczema, fiebre del heno, alergias cutáneas). También se adapta muy bien a los síntomas ginecológicos, como los trastornos menstruales o la menopausia. Pero no todas las enfermedades se pueden tratar con este principio terapéutico.

El enfoque homeopático tiene tres fases esenciales

1- La fase de personalización

Cada persona responde de manera diferente y personal a una enfermedad o tratamiento específico. Al considerar cada caso como individual, la homeopatía se esfuerza por personalizar el tratamiento y adaptarlo a cada individuo.

2- La fase de similitud

Esta es la paradoja de la homeopatía. De hecho, la homeopatía considera que una enfermedad puede tratarse administrando en una dosis muy baja una sustancia que, en dosis altas, sería responsable del efecto principal de esta misma enfermedad. En resumen: ¡curamos el mal con el mal, pero en pequeñas cantidades!

3- La fase de dilución

En homeopatía, cada remedio está altamente diluido para contrarrestar el efecto de similitud. De lo contrario, el remedio tendría el resultado opuesto y sería más peligroso que efectivo. Muchos homeópatas piensan que para ser efectivo, el remedio debe estar lo más diluido posible. De acuerdo con este pensamiento, árnica 7CH sería más efectiva que árnica 5 CH.

Colores de tubos homeopáticos

Los tubos homeopáticos más comunes, al igual que las dosis, pueden ser de 7 colores diferentes, cada color corresponde a una dilución:

  • amarillo: 4 CH (centesimal de Hahnemann);
  • verde: 5 CH;
  • rojo: 7 CH;
  • azul: 9 CH;
  • turquesa: 12 CH;
  • naranja: 15 CH;
  • púrpura: 30 CH.

Cómo leer la etiqueta de un tubo homeopático?

“Tensión” se refiere a la materia prima utilizada como base de la medicina homeopática. El nombre de la cepa se expresa en latín: esto permite a los médicos de todo el mundo identificar medicamentos de manera fácil y precisa. Una de las características de la medicina homeopática es diluirse. El número (9 en el ejemplo a continuación) indica el nivel de dilución. En este ejemplo, 9 CH significa que la materia prima se diluyó 9 veces hasta la centésima (1 gota de materia prima en 99 gotas de solución hidroalcohólica). Las dos letras C.H significan Hahnemannian Centesimal, es decir el método de dilución desarrollado por el Dr. Hahnemann, fundador de la Homeopatía.

Cómo tomar gránulos homeopáticos

  • Voltea el tubo verticalmente para que quede al revés.

Nota: para las dosis, manténgala boca abajo.

  • Desbloquee la tapa: tire de la tapa ligeramente hacia abajo para desbloquearla.
  • Gire la tapa: gire la tapa transparente para hacer que una pastilla caiga en cada media vuelta. La dirección de rotación (en sentido horario o antihorario) no importa.

Nota: Para dosis, sostenga el tubo y gire la tapa mientras tira de ella hacia arriba.

  • Retire la tapa: una vez que se obtiene la cantidad deseada de gránulos, todo lo que tiene que hacer es quitar la tapa y colocar los gránulos debajo de la lengua.

Nota: Para las dosis, vierta todo el contenido del tubo en la boca y coloque los gránulos debajo de la lengua.

Consejos y trucos homeopáticos

1- Para una mejor absorción de los gránulos y un agarre óptimo, déjalos derretirse en la boca. 2- Ídem para líquidos, es necesario mantenerlos un momento en la boca antes de la absorción. 3- Es aconsejable no tocar con los dedos los gránulos homeopáticos. 4- Es mejor tomar gránulos antes de las comidas, o solo una hora después. 5- Para las diluciones 4, 5, 7 CH: es recomendable repetir la ingesta varias veces al día. 6- Para diluciones de 9 CH: uno puede ir hasta 3 veces por semana. 7- Para diluciones de 15 y 30 CH: 1 vez por mes. 8- ¡Atención, nunca repita la dosis si hay una mejoría! En caso de tratamiento homeopático, es mejor evitar el consumo de café, tabaco, alcanfor, menta y manzanilla. Estas sustancias pueden tener efectos negativos en la efectividad de la homeopatía.

Homeopatía, una solución natural

La homeopatía se puede combinar con otras terapias. Mejor para eso, busque el consejo de un especialista para obtener más información. Los remedios homeopáticos se conservan teóricamente sin límite de tiempo, a excepción de las soluciones en forma líquida o aceitosa, como los ungüentos. Para concluir, puede abusar de la homeopatía todos los días y estas acciones simples para tratar sus pequeñas dolencias y pequeñas alergias son naturales.

Ejemplos de tratamientos homeopáticos

  • ALLIUM cepa: cebolla – secreción nasal
  • APIS mellifica: picadura de abeja – insecto, edema
  • ARNICA montana: árnica – varios traumas
  • ARSENICUM album: anhídrido arsenioso – intoxicación alimentaria
  • BELLADONNA: belladona – amigdalitis, fiebre
  • CHAMOMILLA vulgaris: manzanilla – trastornos dentales
  • DROSERA rotundifolia: drosera – tos dolorosa
  • DULCAMARA: agridulce – reumatismo
  • GELSEMIUM semper: jazmín de virginia – emotividad, nerviosismo
  • IGNATIA amara: frijol de St lgnace – ataque de nervios
  • IPECA: raíz de lpeca – bronquitis
  • LACHESIS mutus: veneno de serpiente – angina, problemas femeninos
  • MERCURIUS solubilis: mercurio – angina
  • Vómis de NUX: nueces de vómito – problemas digestivos
  • PULSATILLA: anémona pulsatilla – trastornos circulatorios, resfriados
  • RHUS toxicodendron: hiedra venenosa – reumatismo, herpes
  • THUYA occidentalis: thuja – verrugas

fuentes

1- Cómo usar la homeopatía http://blog-medecine-douce.com/how-to-use-homeopathy/ 2- Toma tu medicamento homeopático http://www.boiron.fr/Our-products/Well-to-get- homeopathic-his-medicamento 3- Tome sus gránulos homeopáticos https://phytotherapie.ooreka.fr/fiche/voir/156593/bien-prendre-ses-granules-homeopathiques

4- ¿Cómo tomar medicamentos homeopáticos? http://www.carevox.fr/medicaments-soins/article/comment-prendre-ses-medicaments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *