El papel de los medicamentos homeopáticos en la otitis aguda

Llamamos “otitis aguda” a un proceso inflamatorio y/o infeccioso que afecta al oído externo y/o al oído medio, desencadenado por un agente microbiano en el punto de entrada más frecuentemente rinofaríngeo y que puede; o evolucionar en forma aislada; ya sea además de una patología rinofaríngea aguda o una enfermedad infecciosa general ; o inaugurar un síndrome infeccioso .

Otitis congestiva en la que domina el aspecto inflamatorio

La otitis congestiva se manifiesta por la aparición súbita de un dolor localizado muy intenso (que se produce en lactantes o niños pequeños al llorar y/o tocarse la oreja). El examen autoscópico muestra un tímpano rosado, brillante , con hipervascularización de los vasos del conducto auditivo externo y la parte superior del tímpano.

Esta otitis congestiva es un síntoma aislado o el síntoma inaugural de una enfermedad infecciosa ; ya sea una complicación de nasofaringitis o adenoiditis temprana.

Otitis congestiva, síntoma aislado o inaugural de una enfermedad infecciosa:

En este caso, se aísla la otalgia de origen inflamatorio.

Es un fármaco preparado a partir de un autolisado filtrado asépticamente de hígado y corazón de pato criollo ( Anas barbariae ). Su gran riqueza en aminoácidos es probablemente la responsable de la potenciación de los mecanismos de defensa del organismo frente a agentes infecciosos.

Dosis : Tan pronto como sea posible, tome una dosis por tubo y repita esta toma 3 veces a intervalos de 24 horas.

Experimentalmente, la sustancia provoca y elimina inflamaciones hiperalgésicas a nivel de los huesos del oído con irradiación del dolor a la mastoides por vasodilatación congestiva localizada.

Posología : Tomar 5 CH, 5 gránulos cada cuarto de hora, espaciando según la mejoría del dolor.

La indicación de este fármaco viene dictada por la aparición, especialmente por la noche , de dolor de oído tras la exposición del sujeto a un frío repentino (viento del norte, por ejemplo).

Posología : Tomar el contenido de una dosis de tubo de Aconitum 9 CH, aproximadamente una hora después de la primera toma de Oscillococcinum, o alternar la toma de 5 gránulos de Aconitum 7 o 9 CH con la de 5 gránulos de Capsicum annuum 5 C, respetando el espaciamiento de las dosis con la disminución de la intensidad de los síntomas.

Este medicamento se recomienda para niños o para sujetos hipersensibles , intolerantes al dolor . En el momento de la dentición , los bebés y niños pequeños encajan perfectamente en esta definición; gritan, se inquietan y solo se calman si los cargan o caminan. También es durante la dentición que se observa un estado inflamatorio de la esfera ENT, que se acompaña de otitis congestiva.

Los síntomas se exacerban por la noche , entre las 21:00 y la medianoche. Muy a menudo, del lado de la otitis, la mejilla está caliente y roja , mientras que la otra está fría y pálida.

Posología : Tomar Chamomilla en 9 o 15 CH (ya que hay un cambio en el comportamiento), a razón de 5 gránulos en el momento de cada brote doloroso o cada período de agitación.

Otitis congestiva, complicación de nasofaringitis o adenoiditis:

La otalgia evoluciona en un contexto de síndrome febril agudo. Luego se usa Oscillococcinum de la misma manera que se recomienda para la otalgia congestiva local.

Del mismo modo, frente a la intensidad del dolor; debemos pensar en Capsicum annuum y Chamomilla en la forma que acabamos de explicar. Para tratar el síndrome febril agudo.

La experimentación patogénica de Aconitum engendra después de un escalofrío una hipertermia alta de inicio muy rápido con eretismo cardíaco, enrojecimiento y calor de la piel que está seca, sed aguda (de agua fría), inquietud estenica y otalgia . Este cuadro a menudo ocurre después de un enfriamiento repentino y comienza voluntariamente por la noche (alrededor de la medianoche o la 1 a. m.); despertar al paciente que entonces presenta cierta ansiedad.

Posología : Tomar en dilución media (7 o 9 CH), ya que existen síntomas locales generales al mismo tiempo, ya sea una sola toma o tomando 5 gránulos repetidos cada media hora o cada hora hasta aparición de sudores.

La experimentación patogénica de Belladonna engendra hipertermia alta con un inicio muy rápido; evolucionando por campanarios , con eretismo cardíaco y congestión cefálica acompañada de dolores punzantes, enrojecimiento y calor radiante de la piel que transpira especialmente en la cara .

También notamos una fuerte sed por sequedad de boca y otras mucosas (a veces disfagia), fotografía por midriasis, hiperestesia sensorial (al ruido, tacto, temblores), y agitación, con posibilidad de delirio o abatimiento.

El tímpano está muy rojo , el oído sensible al menor roce, el dolor palpitante y punzante .

Posología : Tomar en dilución media (7 o 9 CH) cuando existan síntomas locales y/o generales, tomando 5 gránulos aproximadamente cada hora, espaciando a medida que disminuye la intensidad de los síntomas. Tomar en dilución alta (15 ó 30 CH) cuando existan signos de comportamiento nervioso como, por ejemplo, en un niño delirante o sujeto a convulsiones hipertérmicas; tomando 5 gránulos cada 15 a 30 minutos, espaciando según mejoría.

El síndrome febril agudo se establece más o menos rápidamente. El estado general se deteriora alternando fases de agitación ansiosa y abatimiento . La sed es fuerte ._ El dolor de oído es un dolor quemante que el paciente trata de aliviar espontáneamente con calor local colocando la mano o un paño sobre el pabellón de la oreja. Hay un repunte nocturno entre la 1 y las 3 de la mañana.

Posología : Tomar 7 o 9 CH en dosis repetidas según el agravamiento nocturno de los síntomas.

El síndrome febril tiene un inicio más gradual; fiebre no superior a 38,5°C aproximadamente, con latidos cardíacos rápidos sin eretismo. Los fenómenos de congestión vascular se observan a nivel de la cara, a veces enrojecida, a veces pálida, de la mucosa nasal con posibilidad de epistaxis de la mucosa traqueal (tos seca) y del tímpano.

Posología : La repetición de la toma de este fármaco, especialmente utilizado en diluciones bajas, que tiende a conducir con bastante regularidad a una agravación del ataque congestivo agudo de otitis, preferimos el uso de una sola dosis en tubo de Ferrum phosphoricum 9 CH por 24 horas hasta que desaparezcan los síntomas.

Otitis mucosas regidas por alteraciones mecánicas por la existencia de catarro tubárico

La otitis mucosa es secundaria a un proceso inflamatorio rinofaríngeo que se extiende hacia el tímpano a través de la trompa de Eustaquio. La luz de la trompa de Falopio está mecánicamente obstruida por el edema inflamatorio, el aire ya no puede renovarse en el tímpano; resultando en hipersecreción del epitelio corporal con derrame mucoso o seromucoso.

Los síntomas funcionales son mucho más básicos que en la otitis congestiva aguda; los dolores son raros y fugaces, a veces ausentes. Hay una sensación de oído tapado (como por un trozo de algodón) o oído lleno acompañado de pérdida de la audición . Muy a menudo, los pacientes se quejan de zumbidos, chasquidos (al tragar o sonarse la nariz) y autofonía (resonancia de la propia voz al hablar).

Por lo tanto, los síntomas generales son la mayor parte del tiempo inexistentes.

El examen muestra nasofaringitis al final de su desarrollo y en la otoscopia se observa un tímpano opaco, retraído, de color gris azulado o amarillento; a veces cubierto de gotitas de serosidad, con protrusión de la apófisis externa del martillo (por rarefacción del aire). Se nota de vez en cuando, a condición de examinar al paciente en posición vertical, un nivel de líquido (presencia del derrame).

Kalium muriaticum :

Este fármaco tiene en particular un tropismo muy particular por el ámbito ORL; permitiendo un tratamiento eficaz de la coriza con obstrucción de las fosas nasales y catarro de las trompas de Eustaquio.

Posología : Para secar la secreción mucosa, tomar Kalium muriaticum por lo menos en 9 CH tomando 5 gránulos 3 a 4 veces al día, hasta que desaparezcan los síntomas.

Arsenicum iodato :

A pesar de una patogénesis insignificante, la experiencia terapéutica muestra que este fármaco complementa muy útilmente la acción de Kalium muriaticum; especialmente en caso de un proceso alérgico subyacente.

Dosis : Por lo tanto, recomendamos el uso alternado de estos 2 medicamentos, la dosis es idéntica.

Dulcamara :

Este fármaco está indicado frente a un catarro de la esfera ORL con sensación de taponamiento de nariz y oídos que puede acompañarse de tos y ronquera. Aunque es principalmente un medicamento para enfermedades crónicas; la toma de esta sustancia tiene su lugar en este artículo cuando la etiología conserva las nociones de frío y humedad (otitis de las mucosas que se produce después de estar mojado, con tiempo de lluvia, con tiempo de niebla).

Dosis : Tomar 7 o 9 CH, 1 a 2 veces al día, hasta que desaparezcan los síntomas.

Manganum acético :

Clásicamente confundido con Manganum metallicum , mientras que la fermentación se realizaba con acetato de manganeso; este medicamento está indicado en el catarro tubárico precedido o acompañado de ronquera .

Dosis : Tomar en 7 o 9 CH, 1 a 2 veces al día.

Mercurius dulce :

Citado por todos los autores, este medicamento siempre nos ha parecido regularmente ineficaz.

Así tratada (esencialmente con Kalium muriaticum, Arsenicum iodatum y Dulcamara ), la otitis mucosa evoluciona favorablemente hacia la cicatrización en 5 a 6 días, sin riesgo de progresión ni a sobreinfección ni a cicatriz adhesiva.

Otitis supurativa para la que es necesario asegurar la desaparición de la colección purulenta

La otitis supurativa corresponde a la presencia en el interior del tímpano de una colección purulenta que provoca una hiperpresión del tímpano muy dolorosa. Si la presión es demasiado fuerte, el tímpano pronto se perfora. Esta perforación puede ser lo suficientemente grande como para permitir que el pus drene hacia el conducto auditivo externo; aliviando así el dolor casi instantáneamente y acompañándose de una rápida regresión de los signos generales. Pero esta perforación solo puede liberar unas pocas gotas de pus; el dolor y los signos generales sólo retroceden temporalmente.

Cuando el paciente es visto por primera vez en esta etapa; si el pus no puede evacuar adecuadamente de forma espontánea, es imprescindible asegurar el drenaje del pus, es decir realizar una paracentesis . El tratamiento homeopático es entonces el complemento terapéutico de esta operación al facilitar la desaparición de la infección.

Los signos generales consisten en un dolor muy intenso, fiebre y una modificación del comportamiento; agitación, postración o alternancia de agitación y postración que, la mayoría de las veces, evoluciona paralelamente a la acumulación de pus en el interior del tímpano. Su intensidad disminuye con la evacuación de pus.

Al examen, si la colección purulenta es retención; también hay un tímpano gris rosado, abombado en su cuarto superior-posterior. Si hay una fístula, el conducto auditivo externo está invadido por pus cremoso, amarillento, a veces maloliente.

Mientras espera la paracentesis:

Lachesis mutus :

De hecho, es la droga de elección. Estando motivado el uso de este veneno por la modalidad de agravamiento de la sintomatología ante la ausencia o la detención del flujo de la secreción patológica. La lateralidad izquierda, característica de esta experimentación, no entra aquí en juego para determinar la elección de la droga.

Posología : Tomar un tubo dosificador de Lachesis 9 o 15 CH.

Cuando el drenaje se realiza correctamente, la elección se realiza entre los siguientes medicamentos:

pirogenio :

Bioterapia preparada a partir de un autolisado séptico de carne bovina, porcina y placenta humana; este fármaco también puede tomarse sistemáticamente ante cualquier fenómeno supurativo doloroso, mejorado por el calor local, especialmente si se acompaña de una reacción febril.

Dosis : Tomar 5 gránulos al día o 1 dosis en tubo al día de Pyrogenium 9 CH, durante 5 a 7 días, además de los medicamentos homeopáticos sintomáticos.

Hepar azufre :

Este fármaco complementa a Pyrogenium en procesos supurativos agudos. Evitar diluciones bajas que favorezcan la supuración.

Posología : La toma de 4 dosis “escala” proporciona la máxima seguridad y resultados. Esto implica tomar 4 días consecutivos, 1 dosis de Hepar sulfuroso en diluciones crecientes; 9 CH el primer día, 12 CH el segundo día, 15 CH el tercer día y 30 CH el cuarto día. Cada dosis de Hepar sulfurado debe estar precedida de 2 horas antes de tomar una dosis de Pyrogenium 9 CH.

Aviar :

De acción más específica para el oído que Tuberculinum; la tuberculina de aves, obtenida de cultivos de Mycobacterium tuberculosis de origen aviar sin adición de antiséptico, es adecuada para personas débiles y anoréxicas, en particular para niños en los que la más leve nasofaringitis degenera en complicaciones ENT o bronquiticas. Tiene la ventaja de poder utilizarse durante o después de una otitis aguda o subaguda.

Posología : Por lo tanto, este medicamento estará indicado en el período agudo o subagudo en un niño con otitis recurrente . Una sola dosis de 15 CH mejora los síntomas del momento y constituye la primera etapa de un tratamiento básico.

Kalium bicromicum :

A menudo se asocia con una rinorrea mucopurulenta adherente, fibrosa, viscosa y de color amarillo verdoso; la otorrea justiciable de Kalium bichromicum es en efecto más mucosa que purulenta , extendiéndose en largos filamentos , a veces despidiendo un olor fétido.

Posología : Tomar al menos 9 CH, para favorecer la desecación de la otorrea, 5 gránulos de 2 a 4 veces al día.

Hydrastis canadensis :

Frecuentemente acompañado de una rinorrea muy espesa y muy viscosa; la otorrea justiciable de Hydrasti es purulenta, viscosa, de color amarillo verdoso , sin fetidez.

Posología : Tomar al menos 9 CH, para favorecer la desecación de la otorrea, 5 gránulos de 2 a 4 veces al día.

Álbum de Arsenicum :

Este medicamento se toma especialmente en la otorrea purulenta; frente a un flujo bastante fluido, de color beige , claramente escoriante para el conducto auditivo externo, de olor repulsivo . Además, el estado general del paciente se deteriora , con fiebre alta , alternando fases de agitación ansiosa y abatimiento , y sed intensa . De hecho, los síntomas empeoran por la noche y mejoran con el calor local.

NOTA: Un síndrome de gastroenteritis febril aguda también puede estar asociado, o incluso ser motivo de consulta en lactantes.

Posología : Tomar al menos 9 CH, para favorecer la desecación de la otorrea, 5 gránulos de 2 a 4 veces al día.

Aurum muriaticum :

Este medicamento está indicado en lugar de Aurum metallicum en las supuraciones de los huesos cortos en general y de los procesos supurativos cercanos a los huesecillos de la oreja en particular.

Dosis : Tomar al menos 9 CH, 5 gránulos una vez al día.

 

Clementina. M.
Escritor de artículos científicos
Naturópata – Aromaterapeuta / Herbolario – Fitoterapeuta
Consultor en fitoaromaterapia clínica y Etnomedicina

Deja un comentario