Homeopatía para las contusiones y otros traumatismos

¿Una caída? ¿Un pequeño traumatismo local? La homeopatía permite intervenir rápidamente y sin dolor para que los hematomas se reabsorban rápidamente.

EN TODOS LOS CASOS: ÁRNICA 7 CH

  • 3 gránulos a repetir cada 1/4 de hora durante una hora. Luego cada dos horas durante 24 horas y finalmente 4 veces al día, según la persistencia del dolor y del hematoma.
  • Si el traumatismo es importante: combinar Arnica 15 CH (1 dosis-globo dos veces al día durante 48 horas).
  • Aplicar localmente la pomada de árnica en el hematoma (el “moratón”) 3 veces al día. Precaución: evitar en caso de herida abierta.
  • Este tratamiento favorece la reabsorción del hematoma. También permite esperar un posible diagnóstico radiológico si es necesario. El tratamiento sistemático con Arnica 7 CH puede completarse si es necesario según el tipo de traumatismo.

LA HOMEOPATÍA Y LOS TRAUMATISMOS ÓSEOS

  • En caso de contusión ósea sin fractura: añadir Ruta 7 CH (3 gránulos 3 veces al día).
  • En caso de fisura o fractura, además del tratamiento quirúrgico: Calcarea Phosphorica 7 CH (3 gránulos 3 veces al día) y Osteocynesin (3 comprimidos 3 veces al día durante 8 días, luego 2 veces al día hasta el final de la consolidación).
  • La Ostéocynésine del laboratorio Boiron es una mezcla a partes iguales de Calcarea Ostreica 3D, Calcarea Fluorica 3D y Sulfur Iodatum 4CH). El tratamiento homeopático permite una consolidación más rápida de los huesos.

OTROS CASOS

  • Después de un esguince o una torcedura: Rhus Toxicodendron 7 CH y Ruta 7 CH (3 gránulos de cada uno juntos 3 veces al día). Es imprescindible acudir al médico en caso de duda.
  • En caso de traumatismo en el globo ocular, u “ojo negro”: Haga que un especialista revise el ojo. Homeopatía: Ledum Palustre 7 CH (3 gránulos 3 veces al día)
  • Traumatismos en los senos o en los genitales: Bellis Perennis 7CH (3 gránulos 3 veces al día).

CONSULTA OBLIGATORIA SI..

  • El traumatismo provoca pérdida de conocimiento, alteraciones de la conciencia o náuseas, aunque estos síntomas sean leves.
  • El dolor es muy agudo y localizado, o si es difícil mover la extremidad: puede tratarse de un traumatismo óseo.

Deja un comentario