Tratamientos naturales para ayudar a los enfermos de acné

Alrededor del 9% de la población mundial tiene acné. Aunque a primera vista no representa un riesgo grave para la salud en general, el acné puede ser muy doloroso. Dependiendo de su gravedad, puede ser doloroso, tanto física como psicológicamente. Las cicatrices causadas por una fuerte respuesta inflamatoria pueden ser muy difíciles de reducir: “Más vale prevenir que curar”. Por eso es importante apoyar a las personas que sufren esta enfermedad de la piel.

¿Qué es el acné?

El acné es una afección cutánea que se produce cuando los folículos pilosos se bloquean por un exceso de sebo y una acumulación de células cutáneas muertas. El acné puede aparecer en forma de puntos blancos, puntos negros o granos. Es común en los adolescentes, pero puede afectar a personas de cualquier edad. El acné suele aparecer en la cara, el cuello, los brazos y el tronco.

Posibles causas

La patogénesis del acné es multifactorial. De hecho, algunas personas desarrollan acné como resultado de la ingestión repetida de ciertos alimentos. Otros desarrollan acné como consecuencia de un exceso de consumo de snacks, lo que puede provocar una hiperglucemia y favorecer la proliferación bacteriana en la epidermis. El estreñimiento, los cambios hormonales, el estrés repetido y diversas carencias de zinc o ácidos grasos, por ejemplo, pueden contribuir a la aparición del acné.

El impacto en la salud mental

El impacto psicológico y social del acné es importante. Afecta a los adolescentes en un momento importante en el que están desarrollando su confianza en sí mismos. Durante este periodo, la aceptación de los compañeros es muy importante para los adolescentes. Desgraciadamente, suele haber un fuerte vínculo entre el aspecto físico y el atractivo. De hecho, el impacto del acné en la psique puede tener muchas consecuencias: por ejemplo, problemas de confianza y de imagen de sí mismo, o una tendencia al aislamiento y a la fobia escolar.

Acné y dismorfofobia

La dismorfofobia es un problema de salud mental. La persona que sufre este desequilibrio no puede evitar centrarse en uno o varios defectos o imperfecciones de su aspecto físico. Tenga en cuenta que este “defecto” parece menor o ni siquiera es percibido por los demás. Sin embargo, la persona afectada se siente tan mal que evita muchas situaciones sociales. Aunque el acné sea leve, algunas personas sufren desgraciadamente dismorfofobia. Incluso cuando no tienen un brote real, se sienten como si estuvieran plagados de acné. De hecho, pueden experimentar varios de los síntomas psicológicos y sociales mencionados anteriormente.

Tratamientos naturales para ayudar a los enfermos de acné

Estos son algunos consejos naturistas que puedes utilizar para curar el acné

  1. Rábano negro: Rico en azufre, el rábano negro contribuye a la desintoxicación del hígado.
  2. Marisco: Rico en oligoelementos, especialmente en zinc, el marisco contribuye al equilibrio del sistema endocrino e inmunitario.
  3. Diente de león: Regulador suave del colon, el diente de león ayuda a equilibrar el tránsito.
  4. Despojos: Excelente fuente de vitamina A, necesaria para la desintoxicación.
  5. Ácidos grasos esenciales: Verdaderos protectores de la piel, también tienen una acción antiinflamatoria muy fuerte.
  6. Lúpulo: Regula la producción de andrógenos, hormonas masculinas responsables de la sobreproducción de sebo.

Tratamiento básico del acné

Elodie, naturópata y coach de Paleo

Fuente:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29193602/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24553997/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3038963/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5722010/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28274349

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4565837/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5029236/

Deja un comentario