Reducir las complicaciones del Covid-19 mediante hábitos alimenticios

En estos días, nuestra moral a media asta debe cuidarse sin demora. Las noticias, el clima gris y sombrío y el re-confinamiento alteran un poco nuestro vitalismo, así como nuestros hábitos alimenticios, lo que inevitablemente conduce a un deterioro del sistema inmunológico.

El vitalismo es el principio de la energía vital. Cuanto más positivos sean los pensamientos, más se multiplicará por diez la energía vital. De hecho, la psique modifica nuestro terreno variando la producción de hormonas y anticuerpos.

Cuanto más positiva sea la energía vital, más segregaremos sustancias defensivas y endorfinas, reduciendo así el dolor al liberar tensiones internas. Por el contrario, cuanto más negativo sea, menos los secretaremos y más enfermedades tendrán rienda suelta.

Por eso, llenarse de vitaminas y oligoelementos sigue siendo una de las mejores soluciones para aliviar nuestra baja moral, estimular el sistema inmunológico y posiblemente reducir las complicaciones de la infección por Covid-19.

¡Las vitaminas y los oligoelementos son, por tanto, esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo!

Vitamina D

La vitamina D o calciferol es una vitamina liposoluble (soluble en grasas: lípidos). Es una hormona que se encuentra en los alimentos y que el cuerpo humano sintetiza a partir de un derivado del colesterol bajo la acción de la radiación UVB1 del sol.

En los seres humanos, existe en dos formas: D2 ( ergocalciferol ) producido por plantas o D3 ( colecalciferol ) de origen animal.

Durante los meses de invierno (y más aún con el confinamiento), cuando la síntesis de vitamina D se reduce naturalmente debido a días más cortos, menos luz solar y menor exposición de la piel, las infecciones Las infecciones agudas del tracto respiratorio inferior son más comunes tanto en adultos como en niños. “Se cree que la vitamina Djuega un papel importante en la regulación del sistema inmunológico y potencialmente puede proteger contra infecciones. Su suplementación podría reducir la incidencia y los efectos deletéreos de estas condiciones ”estima la OMS. Un estudio publicado el 27 de octubre de 2020 en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism mostró que los pacientes hospitalizados con infección por Covid-19 tenían con más frecuencia deficiencia de vitamina D.

Vitamina D y coronavirus:

Un estudio español publicado el 27 de octubre de 2020 en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism muestra que entre 216 personas hospitalizadas con Covid-19, el 82% tiene una deficiencia de vitamina D. Según los investigadores, “el mejor enfoque probablemente debería ser identificar y tratar las deficiencias de vitamina D, especialmente en personas de alto riesgo, como ancianos, pacientes con comorbilidades y residentes de hogares de ancianos ”.

No encontraron una relación entre las concentraciones de vitamina D o la deficiencia de vitamina y la gravedad de la enfermedad, incluida la mortalidad, pero creen que se necesitarán grandes ensayos controlados aleatorios para definir con precisión el papel de la suplementación en vitamina D en las futuras oleadas de Sars. -CoV-2 ”. En abril, durante la primera ola epidémica, un estudio preliminar publicado en medrxiv mostró que las personas con deficiencia de vitamina D tendrían un 15% más de riesgo de desarrollar una forma grave de la enfermedad Covid-19 y el doble de riesgo de muerte. no deficiente. Según los autores, la vitamina D reduciría la gravedad de COVID-19 al suprimir la tormenta de citocinas (responsables del proceso inflamatorio) en pacientes con COVID-19.

¿Cuáles son las fuentes de alimentos donde se puede encontrar ?

  • Mantequilla y margarina
  • Aceites de pescado o pescados grasos como arenque, sardinas, salmón o caballa (vitamina D3) – (dos porciones por semana)
  • Champiñones
  • Cereales
  • Vísceras, especialmente hígado
  • Yema
  • Productos lácteos, especialmente aquellos enriquecidos con vitamina D
  • Queso
  • Carne

Vitaminas B

Las vitaminas B están involucradas en muchas funciones, como la producción de energía y el funcionamiento adecuado del sistema nervioso. La mayoría de las vitaminas B no se almacenan en cantidades suficientes por el cuerpo.

Las vitaminas del complejo B tienen dos funciones principales, directamente relacionadas con el rendimiento físico y mental. La ingesta adecuada de vitaminas B es importante para garantizar una producción de energía óptima.

Las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y B8 están involucradas en la producción de energía.
Las vitaminas B9 y B12 son necesarias para la producción de glóbulos rojos, para la síntesis de proteínas, para la regeneración celular y para mantener la función del sistema nervioso central (SNC).
Para estar en su mejor momento, es necesario asegurarse de que su cuerpo obtenga suficientes vitaminas B. De hecho, se ha establecido que una ingesta insuficiente de vitaminas B perjudica el rendimiento mental, lo que puede causar fatiga y afectar su vitalidad .

Vitamina B2:

La vitamina B2 , riboflavina o lactoflavina es una vitamina soluble en agua (soluble en agua). Esta sustancia orgánica es necesaria para el organismo, facilita la transformación de alimentos simples en energía y también interviene en la estimulación del sistema inmunológico. El requerimiento diario para adultos es de 1.5 a 1.8 mg por día.

Se encuentra principalmente en las siguientes fuentes alimenticias :

  • Despojos (hígado, riñones, corazón)
  • Yema de huevo ecológica
  • Productos lácteos
  • Piscis
  • Verduras
  • Espinacas
  • Espárragos
  • Brócoli
  • Levaduras
  • Cereales
  • Gérmenes

Vitamina B3:

La vitamina B3 , PP, niacina o nicotinamida es como vitamina B2; uno de los constituyentes de ciertas coenzimas que participan en muchos procesos celulares.

Interviene entre otras cosas en la estimulación de la energía, también previene la inflamación y la depresión (que es un plus para nuestro vitalismo). Esta vitamina es sintetizada por nuestra flora intestinal a partir del triptófano (un aminoácido). Su dosis diaria recomendada habitual es de 6 a 8 mg / litro de sangre.

Se encuentra principalmente en las siguientes fuentes alimenticias :

  • Despojos (hígado, riñones, corazón)
  • Yema de huevo y productos lácteos
  • Carnes blancas
  • Piscis
  • Levaduras
  • Tomates
  • Champiñones
  • Cereales
  • Verduras secas
  • Higos
  • fechas
  • Ciruelas

Vitamina B5:

La vitamina B5 , ácido pantoténico o pantenol es el componente esencial de la coenzima A y participa en el metabolismo de carbohidratos, lípidos y proteínas. Es un calmante natural del estrés, que es bueno para nuestro vitalismo .

La mayoría de los alimentos lo contienen :

  • Levaduras
  • Harina integral
  • Huevos orgánicos
  • Champiñones

Vitamina B6:

La vitamina B6 , piroxina , piridoxina , piridoxamina , piridoxal , adermina o vitamina G, intervienen en el metabolismo de proteínas (especialmente triptófano) y lípidos.

Ayuda a prevenir determinadas depresiones y también es producida por nuestra flora intestinal.

Se encuentra principalmente en las siguientes fuentes alimenticias :

  • Despojos (riñones, corazón, hígado)
  • Levaduras
  • Guisantes
  • Espinacas
  • Brócoli
  • Repollo
  • Champiñones
  • Piscis

Vitamina C

La vitamina C o el ácido ascórbico L juega un papel importante en la síntesis de proteínas estructurales y muchas hormonas. También es un aditivo alimentario: E300 (antioxidante).

Está involucrado en muchas áreas, incluida la promoción de la absorción de hierro y la inmunidad bacteriana. También previene infecciones y todo tipo de enfermedades virales.

Se encuentra principalmente en las siguientes fuentes alimenticias :

  • Cítricos
  • Limón
  • Espino cerval
  • Manzanas
  • Arándanos
  • Cassis
  • Tomates
  • Perejil
  • Lechuga

Magnesio

El citrato de magnesio es un mineral que tiene un papel muy importante en muchas reacciones enzimáticas intracelulares. También participa en la transmisión neuromuscular de los impulsos nerviosos. A menudo se considera que es el “calmante del estrés” natural. El cuerpo de un adulto contiene alrededor de 25 g, de los cuales más de la mitad está en los huesos y el resto principalmente en los músculos.

Para los niños, como los adultos, la ingesta recomendada es de 6 mg por kilogramo de peso por día.

Por ejemplo :

  • 120 mg por día para un niño de 20 kg
  • 360 mg al día para una mujer de 60 kilos
  • 420 mg por día para un hombre de 70 kg

A esta base debemos sumar :

  • 25 mg al día para adolescentes, dado su rápido crecimiento: por ejemplo, para un adolescente de 60 kilos, la ingesta recomendada es 360 + 25, o 385 mg al día
  • 40 mg por día para mujeres embarazadas. Por ejemplo, 400 mg por día para una mujer que pesa 60 kilogramos al comienzo de su embarazo.
  • 30 mg para mujeres en período de lactancia. Por ejemplo, 390 mg por día para una mujer de 60 kg.

Se encuentra en las siguientes fuentes alimenticias :

  • Albaricoque
  • Chocolate
  • Pomelo
  • Algas
  • Verduras
  • Piscis

El hierro

El hierro es un oligoelemento esencial en el cuerpo, que participa en muchas reacciones químicas y permite, entre otras, el transporte de oxígeno por la hemoglobina de los glóbulos rojos. El átomo de hierro está integrado en muchas proteínas, a menudo en una estructura especial llamada hemo. Los bioquímicos distinguen entre proteínas que transportan hemo (s) o hemo (hemoglobina, mioglobina, citocromos, peroxidasas, catalasas) y proteínas no hemo como ferritina y hemosiderina.

El cuerpo de un hombre de 70 kg contiene unos 4 gy el de una mujer de 60 kg, 2,5 g. Se absorbe principalmente en el intestino delgado.

El cuerpo no puede sintetizar hierro y, por tanto, debe obtenerlo de fuentes alimentarias. Bien hecha la naturaleza, cuando las reservas de hierro del cuerpo disminuyen, aumenta su tasa de absorción.

El hierro juega un papel en particular en el funcionamiento del sistema inmunológico.

Se puede encontrar en las siguientes fuentes alimenticias :

  • Algas
  • Cacao
  • Semillas oleaginosas
  • Menudencias
  • Carne roja
  • Piscis

El cobre

El cobre es un oligoelemento esencial para muchas enzimas. Particularmente participa en la lucha contra las infecciones. Está presente en el cuerpo humano en cantidades muy pequeñas, del orden de 100 mg en un adulto. El cobre también contribuye a la formación de defensas inmunitarias.

Todos los alimentos aportan cobre, pero los más ricos son :

  • Despojos (hígados)
  • Marisco
  • Nueces
  • Cacao
  • Aves de corral
  • Verduras secas
  • Alimentos integrales
  • Levadura de cerveza (para complementar la ingesta)
  • Algas
  • ostras
  • Champiñones

 

Los minerales y oligoelementos son fundamentales para el buen funcionamiento del organismo. Lo ideal es consumirlo con cada comida seleccionando los alimentos según sus aportes. Puede variar sus comidas cubriendo todas sus necesidades. La cantidad de minerales es muy importante, la de oligoelementos es menor. Pero son esenciales en el transporte de nutrientes y vitaminas en el organismo. Una dieta sana y variada aporta cantidades suficientes de minerales y oligoelementos.

 

 

Clementina. M.
Naturópata – Aromaterapeuta / Herbolario – Fitoterapeuta
Consultor en Fito-aromaterapia clínica y Etnomedicina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *