Reequilibrio de alimentos, enfoque en proteínas

Merci de partager cet article sur
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Las proteínas son esenciales para la fabricación de tejidos como huesos y músculos, para la renovación celular, para el buen funcionamiento de los órganos, así como para la síntesis de enzimas y hormonas. Se digieren en el estómago, que es un ambiente ácido.

Se encuentran en carnes, lácteos, pescados, semillas germinadas, huevos, oleaginosas (almendras, avellanas, nueces…), legumbres y algas.

De la digestión a la asimilación de proteínas:

La digestión descompone las proteínas en aminoácidos, que se transportan al hígado. El médico tomará una parte para uso personal y distribuirá el resto por todo el cuerpo.

Los aminoácidos son asimilados por las células gracias a la insulina producida en presencia de glucosa. Por tanto, es importante consumir hidratos de carbono con proteínas para que estas últimas puedan asimilarse.

Para evitar una mala asociación, prefiera las verduras a los alimentos con almidón.

Las células alimentadas por las proteínas producirán proteínas orgánicas (enzimas, hormonas, anticuerpos, neurotransmisores, etc.)

Tenga en cuenta que una deficiencia de aminoácidos es catastrófica para el cuerpo y conduce a muchos trastornos, como pérdida de masa muscular, desequilibrio hormonal o incluso disminución de la inmunidad …

Algunos ejemplos de aminoácidos:

  • Triptófano:

Es la base de la secreción de serotonina, que es la hormona del sueño, la relajación y un antidepresivo natural. Al no ser sintetizado por el cuerpo, por lo tanto, proviene solo de la dieta. Se encuentra, por ejemplo, en el bacalao deshidratado y salado, la carne, las semillas de calabaza, el parmesano, el gruyere o incluso la leche.

  • Fenilalanina:

Precursor de la dopamina (asociada al placer) y la noradrenalina (que juega un papel en la concentración), condiciona el uso de vitamina C, alivia dolores musculares y dolores de cabeza. Este aminoácido es utilizado por la glándula tiroides. Se encuentra en carnes, clara de huevo, garbanzos, queso, soja, avena o incluso germen de trigo.

La dopamina y la noradrenalina estimulan la función cerebral y combaten los efectos del estrés.

Una deficiencia de estos neurotransmisores provoca una disminución de la libido, disminuye el apetito, la memoria y la concentración. Se dice que la fenilalanina aumenta la sensación de insatisfacción.

  • Metionina:

Esencial para el crecimiento, protege el hígado, los riñones y los neurotransmisores. En particular, mejora la memoria y calma el sistema nervioso. También tiene propiedades anti-reductoras del colesterol. Se encuentra, por ejemplo, en nueces de Brasil, cerdo cocido, pechuga de pollo cocida, rosbif, parmesano, soja, atún cocido, yogur, clara de huevo cocida o frijoles blancos.

  • Glutamina:

Mejora la memoria y el estado de alerta, previene los síntomas del estrés y calma el pánico escénico. La glutamina también absorbe ciertos desechos metabólicos. Se encuentra en el salvado, el trigo integral, la soja, las almendras, las avellanas o incluso el queso.

  • Histidina:

Un precursor de la histamina (asociado con fenómenos exacerbados de la respuesta inmune), regula las emociones y el comportamiento, y juega un papel en la integración de los recuerdos. La histidina también aumenta las sensaciones durante las relaciones sexuales y, en particular, promueve el orgasmo femenino. Se encuentra en productos lácteos, carnes, cereales integrales, leches vegetales o incluso huevos.

Centrarse en el triptófano:

¿Te has sentido más nervioso últimamente? ¿Estás impaciente o incluso agresivo y enojado ante la menor molestia? ¿Ha notado que tiene antojos incontrolables de chocolate o alimentos azucarados al final del día o al final de la noche? ¿Tiene dificultad para dormir o se despierta a menudo en medio de la noche?

¡No busques más! La serotonina es la hormona del estado de ánimo, las ganas de comer y dormir. Existen suplementos dietéticos a base de triptófano como suplemento.

Estos complementos alimenticios están indicados en impulsos alimentarios y bocadillos, trastornos del sueño, estados de ansiedad y pesimismo, trastornos del estado de ánimo e incluso para dejar de fumar.

Las causas de la deficiencia de serotonina pueden deberse a:

  • Ingesta nutricional insuficiente o desequilibrada o mala asimilación intestinal
  • Consumo excesivo de triptófano en el hígado para desintoxicar el cuerpo (lo que significa que su cuerpo puede estar sobrecargado de toxinas y que es urgente hacer una desintoxicación)
  • Consumo excesivo de serotonina cerebral (estrés, deficiencia de magnesio, etc.))

El valor proteico:

El valor biológico de una proteína se define esencialmente por la calidad y la integridad de los aminoácidos que la componen. Cuanto mayor sea el valor biológico, mayor será la capacidad de la proteína para cumplir su función.

Un huevo entero es el ejemplo perfecto del beneficio ideal de 100 aminoácidos valiosos.

Sin embargo, tenga cuidado, la proteína se vuelve nefrotóxica a partir de 3 g por kg por día.

En cuanto a la necesidad cualitativa, aparte del huevo, no encontramos ninguna proteína con un valor biológico de 100. Se recomienda la asociación de proteínas con factores limitantes en diferentes aminoácidos. Sin embargo, los complementos alimenticios disponibles en las farmacias tienen la capacidad de tener un valor proteico biológico perfecto de 100 además de una dieta variada y equilibrada.

El cálculo de la ingesta diaria de proteínas:

Debemos calcular el requerimiento de proteínas en base al peso ideal.

Ejemplo: El peso ideal visto con tu médico, tu naturópata o tu dietista se establece en 60 kg, por lo que tendrás que multiplicar este peso por 1,2 si eres hombre o mujer. (Excepto en el caso de la dieta proteica que discutiremos en un artículo futuro). El resultado se expresa en gramos de proteína diaria.

60 x 1,2 = 72 g → Cantidad de proteína que se debe consumir por día.

Algunos consejos naturópatas:

  • Prefiere proteínas de origen vegetal, carnes blancas y pescado.
  • Para anticipar los riesgos de carencias, es preferible combinar cereales con legumbres, por ejemplo: arroz y frijoles rojos, sémola y garbanzos.
  • No dudes en consumir semillas germinadas

El papel de la proteína:

La proteína primero juega un papel plástico, juega un papel importante en la salud de los músculos, el esqueleto, la piel, las vísceras y los apéndices de la piel. También es un componente esencial de células, enzimas, hormonas proteicas y hemoglobina. También juega un papel básico en los mecanismos inmunes a través de antígenos y anticuerpos, pero también en la distribución de tejidos como la cicatrización o la lucha contra infecciones), y finalmente, juega un papel energético en caso de deficiencias de lípidos y carbohidratos.

Los beneficios poco conocidos de las proteínas:

  • Las proteínas reducen la ingesta calórica, el apetito (siendo difícil de digerir, por lo que tienen un efecto supresor del apetito) y ayudan a combatir la retención de agua.
  • La celulitis se desatasca gracias a la proteína por su capacidad repelente al agua y a la intensa filtración de los riñones. El agua entra a los riñones y sale llena de desechos. Una dieta proteica es repelente al agua porque facilita la eliminación urinaria por lo que es útil durante un período de menopausia o después del embarazo por ejemplo.
  • La falta de proteínas puede provocar problemas con los neurotransmisores (serotonina, dopamina, etc.) y afectar el bienestar físico y mental.
  • La proteína seca la grasa. Al aumentar las proteínas, la masa grasa disminuirá.
  • Se considera un perfil deportivo de 5 a 6 horas de deporte a la semana durante más de 6 meses. Por tanto, será necesario adaptar la dieta, así como la ingesta de proteínas y carbohidratos mediante una dieta adaptada al stock de glucógeno.

La importancia vital del metabolismo de las proteínas se explica no solo por la abundancia de proteínas en el organismo (más de 10 kg), por la velocidad de su renovación (300 g diarios proporcionados por 24 horas), sino principalmente por el hecho de que el estado de La reserva de proteínas en la mayoría de los casos condiciona morbilidad y mortalidad durante la desnutrición o enfermedades agudas graves (cáncer, sepsis, quemaduras, cirugía, shock traumático, sarcopenia, etc.)

Recomendaciones diarias de proteínas:

Las necesidades cuantitativas de proteínas son, por tanto, de 1,2 g por kg de peso ideal y por día (como se ha visto anteriormente).

  • Mañana: jamón, huevo
  • Mediodía: proteína pesada (ácidos grasos saturados)
  • 4:00 p.m.: Complemento alimenticio rico en proteínas (barra de chocolate o bebida, por ejemplo)
  • Noche: Proteína ligera (pescado o pescado azul)on gras)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *