Omega 3/Omega 6: una cuestión de equilibrio

Omega 3/Omega 6: una cuestión de equilibrio
Merci de partager à vos connaissancesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Omega 6 ácidos grasos poliinsaturados (ácido linoleico) y Omega 3 (ácido alfa-linolénico) son esenciales, en otras palabras, nuestros cuerpos no saben cómo hacerlos. Omega 6 se encuentra en algunos aceites vegetales (semillas de uva, girasol, cártamo, sésamo, germen de trigo), carne, pescado, huevos, mantequilla, queso. Omega 3 se encuentra en algunos aceites vegetales en forma de ácido alfa-linolénico (Camelie, colza, lino, cáñamo, nueces, germen de trigo), en algunos peces en la forma EPA/DHA (caballa, arenque, sardinas, salmón), pero también en las semillas De Chia, semillas de lino y purslane. ¿Para qué se utilizan estos ácidos grasos esenciales? La membrana de nuestras células consiste en una “capa doble de fosfolípidos” consistente en dos ácidos grasos: uno saturado, el otro insaturado (Omega 3). La calidad de esta membrana celular es fundamental para asegurar el intercambio celular facilitando la flexibilidad de las células, y por supuesto su nutrición. Omega 3 asegura la integridad de las funciones cerebrales y su papel en el funcionamiento cognitivo y la concentración se demuestra. De hecho, el Omega 3 permite la buena transmisión de los impulsos nerviosos. Durante el embarazo, Omega 3 desempeña un papel en el desarrollo del feto que no puede producir su DHA. Omega 3 también tiene un papel en la piel y la caspa. Algunos estudios demuestran su papel favorable en la prevención de la obesidad. Los ácidos grasos poliinsaturados son los precursores de las prostaglandinas, los tromboxanos y los leucotrienos, moléculas cuya función los acerca a las hormonas. En esta función, Omega 6 y Omega 3 están en competición. Dependiendo de su origen, estos eicosanoides (moléculas citadas arriba) tendrán una acción muy diferente. El Omega-6 promueve la vasoconstricción, la agregación plaquetaria y la coagulación sanguínea, así como las reacciones inflamatorias. Omega 3 está en el contrario vasodilatadores, antitrombosantes y antiinflamatorio. Protegen el sistema cardiovascular. Las prostaglandinas tienen una vida útil muy corta, razón por la cual estos ácidos grasos insaturados deben ser llevados regularmente por la dieta. Esta es también la razón por la que es de suma importancia establecer un balance Omega 3/Omega 6. El equilibrio adecuado entre estos dos ácidos grasos es consumir de 5 a 6 veces más ácido linoleico (Omega 6) que el ácido alfa-linolénico (Omega 3). Se estima que en nuestra dieta occidental, esta relación omega 6/Omega 3 está entre 10/1 y 30/1… Muy lejos del equilibrio fisiológico. Este exceso de Omega 6 no permite que el organismo utilice los pocos Omega 3 que lo alcanzan. ¿Dieta o suplementación? La salud, para los naturópatas dignos del nombre, se presenta ante todo a través del plato. De hecho, aconsejar un suplemento de Omega 3 puede ser una herramienta de reequilibrio de una sola vez o puede ser útil en algunos casos específicos (último trimestre del embarazo en particular), pero en ningún caso una solución duradera. Por lo tanto, en términos concretos, ¿cómo se va la vida cotidiana para consumir ácidos grasos esenciales? Como se indicó anteriormente, la sobreabundancia de Omega-6 conduce a la malabsorción de Omega-3. Por lo tanto, tenemos un interés especial en reducir la ingesta de Omega 6, particularmente los de la nutrición baja en nutrientes cualitativamente: la carne grasa debe ser limitada, al igual que las grasas a base de leche, los pasteles y otros Galletas, pizzas, pasteles y pasteles industriales. En segundo lugar, es vital llevar el Omega-3 a la organización sobre una base diaria. Para asegurar esta ingesta diaria, un buen hábito sería consumir:

  • 2 cucharadas por día de un aceite virgen de 1ª presión rica en Omega 3 cruda y sin calentar (Périlla, nogal, lino, Camelie),
  • Un pequeño puñado por día de frutas oleaginosas (almendras, nueces, avellanas)
  • 2-3 veces por semana pescado graso fresco o enlatado (caballa, arenque, sardinas, anchoas)
  • Semillas de lino molidas
  • Purslane cuando es la temporada

Delphine L., naturista

Fuentes: ALIM S., cursos de nutrición, escuela de Naturopatía Aesculape, PSN2, 2013 Dr LE GOFF, alimento orgánico y nutricional balance, ED Roger Jollois, 1997 http://www2.cnrs.fr/presse/communique/1944.htm http://www.sante-et-nutrition.com Http://www.lanutrition.fr/bien-comprendre/les-indices-qui-comptent/le-ratio-omega-6/omega-3.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *